Sobre mí

Sobre mí

htmlrich_fichimagen.jpg

 

Se hace camino al andar.......
Cuando era niño, a la edad de 7 u 8 años adquirí la habilidad de desaparecer por periodos cada vez más largos, comenzaron a ser de dos horas hasta llegar a seis. Esas desapariciones no tenían nada que ver ni con el tiempo, ni con la situación geográfica como le sucede al Guadiana y menos aun con mi salud mental. Aunque ahora que lo recuerdo mi madre me decía a menudo que yo la cabeza no la tenía muy bien. 

A lo que íbamos, la culpa de mis desapariciones era de un señor que pasaba por mi calle con un montón de papeles y un enorme cartel anunciando la película de la semana.
Para mi era como si pasase el flautista de Hamelín y yo fuese un pequeño ratón sin voluntad propia.
Sin embargo, mi madre jamás llego a sentir el desasosiego que pude sentir una madre ante la desaparición repentina de su hijo. Ella sabia perfectamente donde encontrarme. Cuando sucedía, ella miraba el reloj, hacia un gesto con su cabeza que llegaba a cimbrear hasta la cintura, se sacaba las babuchas azules y la bata rosa, se calzaba y antes de salir se miraba en un espejo justo frente a la puerta y se mesaba los cabellos con dos dedos a modo de cepillo y peinado de urgencia. 
Se encaminaba con paso firme hacia el puente del Monterroso, justo al otro lado se encontraba mi caverna, un lugar alejado del mundo, sumido en una oscuridad casi mágica y en su interior, arriba en la ultima fila del gallinero, justo debajo del ventanuco pequeño y cuadrado, del que, de forma misteriosa un rayo cegador de luz servia para proyectar sobre la enorme pantalla a todos y cada unos de los personajes y lugares a los cuales soñaba con ir algún día.
Desde aquel pequeño rincón del mundo, de mi mundo, viaje por los desiertos junto a Lawrence de Arabia, volé en globo sobre las pirámides de Egipto y llegue a cruzar el misterioso Siq hasta llegar a descubrir la puerta del tesoro, la entrada de la misteriosa ciudad de Petra.
Entre imágenes llenas de color y resguardada por la oscuridad aparecía una mano un brazo y la cara de mi madre, que cogiéndome de un brazo, me levantaba de la butaca y me alejaba de aquel lugar mientras yo giraba el cuello como un contorsionista intentando grabar en mi retina las ultimas imágenes.
Es cierto que nunca utilizó la brusquedad ni los malos modos en esa situación, en el fondo era como si me comprendiese, como si fuese participe y cómplice de mi necesidad de soñar, de volar.
Años más tarde, el soñador y el viajero que había en mi interior explosiono con todas sus fuerzas y el mundo comenzó a formar parte de mi, era como estar siempre en casa.
Descendí por los estrechos y oscuros pasillos de la gran pirámide, hasta llegar a la primera cámara mortuoria del faraón Keops, atravesé el Siq hasta los muros de Petra, recorrí desiertos, pise los mismos lugares que Lawrence y recorrí las tierras donde el incienso perfumo a medio mundo civilizado.
Mi cámara fotográfica era un elemento más del equipaje, la fotografía era un fin, un intermediario en el tiempo y el recuerdo, el nexo de unión con esos lugares, la fotografía servía de caverna en las tardes de los sábados para reflejar sobre las paredes desnudas de casa los lugares en los cuales había estado, una forma de soportar la dureza del tiempo hasta volver a ponerme en camino hacia otros lugares.
No se como ocurrió, pero un día en mis fotos dejaron de aparecer las pirámides, y los paisajes, para dar paso a los rostros, rostros con nombres, rostros de gente con las que había compartido mi tiempo y mis sueños y cada vez que volvía lo hacia cargado de vivencias, sonrisas, llantos y sobre todo menos solo.
Me estaba convirtiendo en un inquilino de este planeta, y mi nueva familia se encontraba repartida por él.
Un día sentado en mi salón comencé a reflexionar sobre mi vida, como había cambiado a través de los viajes y como me había enriquecido con las miles de historias vividas en compañía de personas ajenas a mi mundo, a mi cultura y sobre todo a mi forma de ver y entender la vida. Fue todo un descubrimiento el entender que aquellas gentes me habían transformado en un ser mejor, en un hombre distinto, con diferentes valores, de alguna forma, vivir con ellos me había enriquecido y había nacido en mi interior algo maravilloso, una especie de paz que guiaba mis pasos con serenidad ante las pequeñas dificultades de nuestro mundo.
Todo ese bien que ahora sentía, me había sido regalado sin ninguna clase de interés y de alguna forma debería de devolverles todo ese bien recibido.
Aquella misma tarde junto a mi compañera y mi hijo nació lo que hoy conocemos como DUBABU, y la fotografía dejo de ser un fin para convertirse en un medio, el medio por el cual devolverles todo el agradecimiento que sentía por haber hecho posible que un día, en un lugar del mundo, yo volviese a encontrar a ese niño que tenia la extraña habilidad de desaparecer.

 

La vida fluye.....

Manuel Vilches, nace a la luz de Andalucía en un pequeño pueblo de la costa del sol, Estepona, Málaga  en el año 1960.  Vive afincado en Ubrique desde 1970, a la sombra de dos parques naturales, Sierra de Grazalema y Los Alcornocales.

En 1990, en un viaje, donde comienza a fotografiar las distintas realidades y culturas del mundo. Desde entonces a recorrido países tan distintos como apasionantes. Sus fotografías van desde la esplendorosa Petra al llanto de un niño en el interior de África.

Estudioso y autodidacta  intenta crear en todas sus fotos una atmósfera de realidad, y mostrar la vida de forma natural sin dramatismos ni exageraciones.

En sus retratos se descubre la interrelación entre sus personajes y el mismo, basado en un gran sentido de la comunicación, su carácter afable le hace ser aceptado por los diferentes pueblos y etnias con los que ha convivido. La fotografía no es un fin, es un medio para acercarse a los pueblos y enriquecerse como persona, es eso lo que da sentido a su trabajo.

.-El mismo año que comienza el ataque a Irak, viaja a Siria y fruto de su viaje nace la exposición “Te presto mis ojos”  Un trabajo que saca a relucir la diferencia cultural entre los pueblos y  la necesidad de un mundo lleno de  diversidad. Los pueblos en contacto se enriquecen  unos a otros y permanecen despiertos.

.-En el año  2005 viaja a Yemen y recorre el país entero, atravesando el desierto de Ramlat as Sabatayn, y llegando a las hermosas montañas de Jabel an-Nabi Shu`ayb

fotografiando un paisaje  espectacular. De este viaje cabe destacar los retratos de mujeres yemenitas. Así nace su segunda exposición, “Yemen, una mirada al pasado”

.- En septiembre de 2006, viaja a Níger para fotografiar la etnia de los Peul-Bororo. Con ellos convive en sus campamentos y es invitado a sus representaciones en la fiesta de Gerewol.

Se acerca hasta Agadez para adentrarse en el desierto del Teneré en busca de las caravanas de sal y durante 11 días convive con los tuareg del desierto, hombres adaptados al medio de forma sorprendente. De su experiencia y su viaje  nació  su tercera exposición,   “El agua de la vida”.

Esta exposición se inauguro en Madrid de la mano de Goma Espuma y su recaudación sirvió para ayudar a los damnificados del  tsunami de Sri Lanka.

En 2007 recorre Malí conviviendo con los Bozo a las orillas del Níger, remonta el río desde Mopti hasta Tombuctú, donde visita y convive con los descendientes andalusíes de la tan famosa biblioteca Kati.

Recorre la Falla de Bandiagara para convivir con los dogones y su ancestral forma de vida. Su siguiente exposición “Malí, Geografía Humana”

En 2008-2009-2010 viaja a Burkina Faso donde no solo recorrerá el país, Manuel es presidente y fotógrafo de La Asociación Dubabu, y de sus fotografías nace la ayuda para subvencionar los proyectos humanitarios llevados a cabo en África.

2009 Exposición: Burkina Faso, El País de los Hombres Íntegros.

2009 El Centro Editorial de la Diputación de Málaga publica su libro de fotografías:

“África, Miradas de un Continente”

En 2010 firma un convenio de colaboración con La Universidad de Sevilla, quien financiará su siguiente exposición, África a Través de un Objetivo Solidario.

Esta exposición recorrerá distintas ciudades andaluzas a través de sus universidades.

Es en enero del 2011 cuando comienza el proyecto “Una Escuela Para Bantogodó”

Este ambicioso proyecto es construir una escuela de secundaría en la aldea de Bantogodó, Burkina Faso, para 256 niñ@s que tienen difícil acceso a la educación secundaria. La obra comenzada en enero del 2011se inauguro en noviembre del mismo año.

Desde siempre este fotógrafo ha vinculado la palabra solidaridad a su trabajo fotográfico. 

 

Exposiciones Fotográficas

2005 -  Te presto mis Ojos, Siria.  Sala de Exposiciones del Ayuntamiento de  Ubrique.

Nace de la necesidad de acercarme a los refugiados Irakíes que llegan a las fronteras de Siria, y como son acogidos en este país, a través de su politica de puertas abiertas.

2006 -  Yemen, Una Mirada al Pasado. Sala de Exposiciones del Ayuntamiento de  Ubrique. 

2007 -  Níger, El Agua de la Vida.  Sala de Exposiciones del Ayuntamiento de  Ubrique.

2007 -  Níger, El Agua de la Vida.   Sala de Exposiciones de  La castellana 179, Madrid.

2008 -  Malí, Geografía Humana. Sala de Exposiciones del Ayuntamiento de  Ubrique.

2008 -  Malí, Geografía Humana. Sala de Exposiciones de AGADEN  Jimena de la Frontera.

2008 -  Retazos de África. Sala de Exposiciones del Restaurante Bao. Benalmadena.

2008 -  África, un continente, tres miradas. Sala de Exposiciones del Diario Sur, Málaga.

2009 -  Burkina El país de los Hombres Íntegros. Sala de Exposiciones del Ayuntamiento de Ubrique. 

2009 -  Escuelas de África. Sala de Exposiciones de la Biblioteca Municipal Azorín, Patraix, Valencia.

2010 -  África a Través de un Objetivo Solidario.  Sala de Exposiciones del Rectorado de la Universidad de Sevilla.

2010 -  África a Través de un Objetivo Solidario.  Sala de Exposiciones Escuela Universitaria de Osuna.

2010 -  África a Través de un Objetivo Solidario.  Sala de Exposiciones del Kursaal de Algeciras,Universidad  de Cádiz.

2011 -  África a Través de un Objetivo Solidario. Sala de Exposiciones del Pabellón de Perú, en Sevilla.              

2011 -  África a Través de un Objetivo Solidario.  Sala de Exposiciones del Ayuntamiento de Ubrique.

2014 -  Miradas de África.   Sala de Exposiciones del Ayuntamiento de Mijas.

2014 -  Ethiopia, Miradas sin Futuro.   Sala de Exposiciones Pablo Ruíz Picasso, Torremolinos.  

2015- Sucesión:  ¿Como soportar los cambios y quien seguira los ritos?   Sala de Exposiciones Pablo Ruíz Picasso, Torremolinos.

2017- Sucesión: ¿Como soportar los cambios y quien seguira los ritos?  Sala de Exposiciones de San Juan de Letrán, Ubrique.

 

 

Publicaciones

2010 - Revista DNG  de Fotografía. Nº 43 Marzo.  "El sentido de la fotografía en mi vida"

2011 - Libro de Fotografía "África, miradas de un continente"  Editado por la Diputación de Málaga.

2014- Revista DNG de Fotografía. Nº 93 Mayo.     "Tanekas de Benín"

 

 Talleres y Conferencias

2010 – Taller sobre tratamiento digital.  Impartido en el Aula de fotografía de la Universidad Popular de Torremolinos.

2011 – Conferencia sobre fotografía y solidaridad en el aula de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Sevilla.

2012 – Taller sobre tratamiento digital.  Impartido en el Aula de fotografía de la Universidad Popular de Torremolinos.

2014 -  Máster Clas de  Medición y Tratamiento del Archivo RAW.  Mijas.

2014 -  Máster Clas de  Medición y Tratamiento del Archivo RAW. Entre Rios, Benalmádena .

2015 -  Máster Clas de Retrato y Tratamiento del Archivo Raw.  Torremolinos.

2017 - Máster  Clas sobre Fotogarfía de Viaje.   Sociedad Fotográfica Málaga. 

 

 

Premios

2007 -  4º Premio de fotografía de la revista magazine con un total de 27.102 fotos presentadas a concurso.

2008 -  Accésit en el concurso de fotografía Ciudad de Torremolinos.

2010 -  Accésit en el concurso de fotografía Ciudad de Torremolinos.

2010 -  1º Premio al mejor reportaje fotográfico solidario de FAMSI.

2011 -  3º Premio fotográfico Bancaja.

2012 -  1º Premio del Certamen Andaluz de Fotografía Solidaria. Fundación Prodean.

 

 

 

entrar
© mvilches.es creado en Bluekea